Economía|09 de abril de 2021

De qué manera la política afecta tus inversiones

Al estar en un país tan politizado, es importante tener en cuenta qué factores del ámbito atraviesan el proceso de inversión.

Por Gonzalo Andrés Castillo

 

A diferencia de otros países en los cuales los mercados se guían, principalmente, por factores y medidas económicas, Argentina está estrechamente vinculada a la política. De esta forma, al momento de invertir localmente, no solo basta con analizar los aspectos financieros de una compañía e investigar acerca del sector, también hay que contemplar las decisiones que toma el Gobierno y cómo afectan al bolsillo del inversor.

 

El riesgo país, un indicador clave

En simples palabras, el riesgo país es un índice que se calcula teniendo en cuenta la diferencia de tasas entre entre los títulos de deuda de un país, en este caso Argentina, y los bonos del tesoro de Estados Unidos, los cuales se consideran libres de riesgo.

 

Actualmente, el riesgo país de Argentina ronda los 1600 puntos, lo que se puede interpretar como un 16% de sobretasa. Cuando la situación económica empeora y las probabilidades de un default (cesación de pagos) aumentan, el riesgo país se incrementa; y viceversa.

 

Tras encontrarse por debajo de 1000 puntos en agosto de 2019, el indicador se disparó un 180% en menos de 30 días. Posteriormente, logró estabilizarse en la zona de los 2100 puntos y, a inicios de marzo de 2020, volvió a subir fuertemente, alcanzando los 4200 puntos tras un crecimiento del 140%.

 

Hacia finales de marzo del mismo año, afortunadamente, comenzó una baja que terminó en septiembre, momento en el cual comenzó a subir hasta acarrear el actual 45% y los 1600 puntos.

 

Mientras tanto, los precios de los títulos públicos subían y bajaban, destruyendo capital, con tasas que rondaban el 18% en dólares. Aunque en algún punto estas cifras resultaban atractivas, lo cierto es que la probabilidad de default asusta a los inversores, y con razón.

 

Qué sucede con los acreedores

Recientemente, se dio a conocer que la deuda con el Club de París no podrá refinanciarse hasta que se solucione el acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI), el cual, según lo estimado, se cerrará a principios del último trimestre del año.

 

La próxima semana, el día viernes 16 de abril, el ministro de economía Martín Guzmán se reunirá con Bruno LeMaire, ministro de Finanzas de Francia, y Emmanuel Moulin, director general del tesoro y presidente del Club de Paris. De acuerdo a la información provista, el Gobierno argentino no podrá postergar el pago de los USD 2400 millones o reducir la tasa del 9%, tal como acordó Axel Kicillof, si el país no llega a un acuerdo con el FMI.