Economía|08 de abril de 2021

Zuchovicki: "El gobierno tiene una manta muy corta"

El analista financiero, Claudio Zuchovicki, dio una entrevista televisiva para La Nación + y opinó las nuevas medidas de confinamiento que anunció el gobierno argentino y su impacto en la actividad económica del país.

Por Ezequiel Riva Roure

 

Debido al contundente aumento de casos de COVID-19 en las últimas semanas, la administración de Alberto Fernández optó por anunciar nuevas restricciones a la circulación, con el objetivo de contener la propagación del coronavirus en el país.

 

En la jornada del miércoles, la Argentina reportó un nuevo récord de 22.039 contagios y la cifra de 199 muertes. Desde que inició la crisis sanitaria, ya cuenta con 2,45 millones de infectados y unas 56,800 decesos.

 

Cuando fue consultado en el programa televisivo por la decisión, Zuchovicki opinó que la medida tiene su lógica, pero remarcó que será fundamental que las autoridades sean más transparentes que durante la cuarentena del año pasado.

 

“El gobierno tomó una medida que es entendible debido al aumento en la cantidad de contagios. Pero también es importante que las autoridades sean más transparentes a la hora de comunicar e implementar las restricciones. Durante el confinamiento del año pasado, el gobierno no fue claro con muchas cuestiones y eso ha causado una pérdida de confianza muy importante”, manifestó.

 

Cuando se le preguntó por posibles medidas paliativas que pueda aplicar el Estado para mitigar el daño económico de un nuevo confinamiento. El especialista en finanzas advirtió sobre el complejo panorama que deberá afrontar la gestión de Alberto Fernández, ya que no cuenta con el dinero necesario para financiar las ayudas gubernamentales. 

 

“El gobierno tiene una 'manta muy corta', puede prometer muchas cosas, pero lo cierto es que no cuenta con los recursos suficientes para atender el problema de la mejor manera. Cualquier ayuda que pueda ofrecer el Estado, como el IFE y otro tipo de subsidio, tendrá que ser financiado con más emisión monetaria, y eso aumentará la inflación”, alertó.

 

En relación a una posible manera de superar el mal momento económico que causará el nuevo confinamiento,  el Gerente de Desarrollo de la Bolsa de Comercio de Buenos Aires argumentó que el país debería aplicar políticas que generen mejoren las expectativas de cara al futuro.

 

La única alternativa que puede ayudar al país a solucionar este inconveniente es tomar medidas que generen buenas expectativas para el futuro, si se logra eso, es muy probable que aumenten las inversiones en Argentina y se pueda superar lo peor de la crisis”, mencionó y luego argumentó su postura con el ejemplo del repunte económico de los Estados Unidos:

 

“Un claro ejemplo de esta forma de abordar el problema de los confinamientos es lo que se hizo en los Estados Unidos, donde las autoridades impulsaron medidas que apuntaron una recuperación económica en el futuro cercano. La clave de ellos para salir de la crisis fue 'vender' buenas expectativas para los próximos meses y que sean creíbles.  En la Argentina no se ha estimulado a las empresas que producen durante este período, lo que ha causado que muchas se vayan del país o cierren”, explicó.

 

Por último, en cuestiones del aumento de la pobreza y otro tipo de variables que se han deteriorado en el último año. Zuchovicki criticó al gobierno por su ineficiencia con el gasto público, que se disparó abruptamente desde que inició la pandemia pero que no ha sido eficaz en mitigar los impactos recesivos de la crisis.

 

“La Argentina está teniendo un nivel de gasto público increíblemente alto, y sin embargo la pobreza sigue aumentando en el país. Evidentemente el gasto público del gobierno está muy mal canalizado. Mucho dinero destinado a ayudar a la población queda en manos de intermediarios”, concluyó.

 

 

Las restricciones más relevantes

Las medidas que anunció el presidente ayer desde la Quinta de Olivos estarán vigentes a partir del viernes y en un principio se mantendrán hasta el 30 de abril.  Entre las más relevantes,  se anunció que desde las 23 horas hasta las 6, sólo podrán circular por la calle quienes formen parte del listado de trabajadores esenciales.

 

A su vez, se limitará el uso del transporte público en el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA) para el personal esencial y se suspenderán (en las zonas de mayor riesgo) las actividades sociales en domicilios particulares y espacios públicos en más de 20 personas. También quedarán inhabilitados los casinos, bingos, discotecas.