Empresas|06 de abril de 2021

¿Por qué Intel vale un 50% más que en octubre?

Las acciones de la empresa fabricante de semiconductores se han apreciado de forma considerable en los últimos meses gracias a una serie de factores que han recuperado el optimismo de los inversores en la compañía.

Por Ezequiel Riva Roure

 

Después de dejar atrás un año bastante negativo,  en el cual perdió a Apple como cliente y tuvo varios problemas para competir con AMD en el rubro de procesadores de CPU, Intel (NASDAQ:INTC) dio vuelta la página en este 2021 gracias a importantes cambios en la dirección de la firma y a la posibilidad que tiene de solucionar un gran problema de suministros que surgió en la industria.

 

El nuevo CEO llega con un cambio de estrategia

Desde enero, Pat Gelsinger fue nombrado el director ejecutivo de la empresa, que será el encargado de reemplazar a Bob Swan, quien ejerció el cargo durante dos años.

 

En sus primeros meses en el puesto, el ex Ceo de VMWare anunció la implementación de la nueva estrategia llamada “Intel Device Manufacturing 2.0”. En síntesis, el plan constará de tres pilares fundamentales.  El primero,  será el incremento de la red de fábricas que tiene Intel a nivel global para manufactura a escala, lo que permitirá la optimización del producto y  disponer de una cadena de suministros más resistente.

 

A su vez, la empresa también anunció la subcontratación a otros fabricantes, lo que le permitirá seguir aprovechando las relaciones que ya mantienen con fundiciones externas.

 

En tercer lugar,  Intel creará una nueva unidad de negocios, que le permitirá convertirse en un importante proveedor de capacidad de fundición en Estados Unidos y Europa para atender la increíble demanda mundial de fabricación de chips.

 

La escasez de semiconductores a nivel global presenta una oportunidad

El pasado lunes, un grupo de compañías del sector automovilístico le solicitó al gobierno que lo ayude a solucionar el problema de la escasez mundial de semiconductores que está afectando a la industria desde el año pasado.

 

Empresas como General Motors Co, Ford Motor Co, Volkswagen AG, Toyota Motor Corp y Hyundai Motor Co, son algunas de las que se han puesto de acuerdo en solicitarle ayuda a la administración de Joe Biden.  

 

Los inconvenientes para este rubro comenzaron con la pandemia de coronavirus, luego de que muchas de estas compañías cancelaran sus pedidos de semiconductores cuando las fábricas de automóviles se mantuvieron paralizadas durante el inicio de la crisis sanitaria.

 

No obstante, cuando reanudaron la actividad y volvieron a demandar chips, los fabricantes les comunicaron que estaban muy ocupados respondiendo al contundente aumento de la demanda de este producto en el sector de la electrónica de consumo, que se ha disparado debido a que las personas pasan más tiempo encerradas en sus hogares.

 

Según informaron fuentes de la agencia Reuters, el Ceo de Intel participará el próximo 12 de abril de una reunión virtual con funcionarios de la Casa Blanca, y aprovecharán para discutir cómo solucionar los problemas en la cadena de suministro de semiconductores que están golpeando a las automotrices.

 

Por otra parte, durante la semana pasada, la administración de Biden anunció un nuevo plan de infraestructura que abarcará más de 2 billones de dólares y buscará fomentar la creación de millones de empleos. Dentro de esos fondos, se calcula que cerca de unos US$50.000 millones serán destinados a apoyar la industria de chips en la nación del norte.

 

La creación de dos fábricas en Arizona

En marzo, Pat Gelsinger también anunció que Intel invertirá unos US$ 20.000 millones para construir dos nuevas fábricas de semiconductores dentro del país. Estas fábricas son parte de la implementación de la nueva estrategia de la firma,  y generarán cerca de 3.000 empleos de construcción y unos 15.000 empleos indirectos.

 

“Estamos marcando el rumbo de una nueva era de innovación y liderazgo en productos para Intel. Somos la única compañía con la profundidad y amplitud de software, silicio y plataformas, empaquetamiento y procesos con fabricación a escala en la que los clientes pueden confiar para sus innovaciones de próxima generación”, dijo Gelsinger en una videoconferencia,luego de anunciar la creación de estos centros de fabricación de semiconductores.

 

¿Cómo invertir en Intel desde Argentina?

Para las personas interesadas en invertir en esta compañía estadounidense, lo único que deben hacer es abrir una cuenta en una sociedad de Bolsa como lo es Bull Market Brokers. Luego de transferir dinero a su cuenta, podrán comprar el Cedear de Intel Corp, que se encuentra con el ticker (BYMA: INTC).

 

En lo que va del 2021, los títulos en pesos de la firma se han revalorizado más de un 43%, pasando de los 1380 pesos hasta los $1975.

 

En dólares, desde octubre de 2020, las acciones de Intel  se apreciaron más de un 50%, pasando de los 43,92 dólares hasta los actuales US$66,20.