Empresas|22 de febrero de 2021

Boeing dio una nueva recomendación

Los títulos de la compañía del sector aeroespacial llegaron a caer más de un 3% en la apertura del lunes luego de un incidente que tuvo uno de sus aviones durante el fin de semana.

Por Ezequiel Riva Roure

 

El sábado, un avión de la aerolínea United Airlines (NASDAQ:UAL) sufrió una falla en uno de sus motores a los pocos minutos de su despegue en Denver y tuvo que regresar de emergencia al Aeropuerto Internacional de la ciudad.

 

La aeronave en cuestión era un Boeing modelo 777 que utiliza un motor fabricado por Pratt & Whitney, una empresa que pertenece al conglomerado de Raytehon Technologies (NYSE:RTX).

 

Ante el suceso, Boeing recomendó suspender los vuelos de unos 128 aviones que usan los motores PW4000 como una medida de prevención para evitar cualquier otro tipo de inconveniente antes de conocer cuál fue el motivo que causó el fallo en el vuelo 328 de United Airlines.

 

Por su parte, la Agencia Federal de Aviación de los Estados Unidos ( FAA en sus siglas en inglés) decidió iniciar el domingo una investigación sobre los motores del modelo 777 tras el fallo ocurrido.

 

A su vez, en sintonía con las recomendaciones de Boeing (NYSE:BA), algunos países como Corea del Sur y Japón optaron por paralizar la flota de aviones del modelo 777 que utilizan el motor en cuestión.

 

“Boeing apoya la decisión tomada este domingo por la Oficina de Aviación Civil de Japón y la iniciativa de este lunes de la FAA de suspender las operaciones de aviones 777 propulsados por motores Pratt & Whitney 4000-112", aseguró la empresa aeroespacial en un comunicado.

 

¿Se repite lo del 737 MAX?

La noticia sobre los problemas con el motor del modelo 777 le generaron un dolor de cabeza a los inversores de la compañía, recordando la mala experiencia relacionada con los 737 MAX en 2018 y 2019,  que provocaron dos tragedias aéreas que dejaron 346 muertos, por dos aviones que fallaron en Indonesia y Etiopía.

 

Luego de aquellos dos incidentes, en marzo de 2019, todos los 737 MAX del mercado fueron incapacitados para volar y las acciones de la compañía nunca han logrado recuperar el valor que tenían en aquel entonces.

 

Recién en diciembre del 2020, luego de una actualización del programa de vuelos y nuevos protocolos para preparar a los pilotos, los 737 MAX volvieron a estar autorizados para realizar vuelos comerciales a nivel global.

 

A pesar del incidente con el vuelo 318 de United Airlines, el accionar de Boeing de recomendar la suspensión temporal de los 777 como medida cautelosa demuestra que la firma no quiere que se repita lo sucedido en 2019.  

 

El fin de la pandemia podría beneficiar a Boeing

Después de unos años muy malos para el desempeño bursátil de la firma, entre los incidentes del 737 MAX y la pandemia de coronavirus, que llegó a causar un desplome de hasta el 75% en los títulos de la empresa en Wall Street, la empresa podría estar cerca de finalizar su mala racha.

 

A medida que los casos de Covid-19 registran un contundente descenso a nivel global, sobre todo en Europa y en los Estados Unidos,  los analistas estiman que en los próximos meses, esto se traduzca en un repunte en la actividad turística, y por ende, también un aumento en la demanda de nuevos aviones por parte de las aerolíneas.

 

Desde los mínimos de la compañía en marzo de 2020, las acciones de Boeing  han mostrado señales de recuperación y actualmente se comercializan en el nivel de los 220 dólares, más del doble que luego del crash de coronavirus, pero todavía por debajo de los niveles previos a la crisis sanitaria.