Economía|22 de febrero de 2021

¿Qué pasará con los puestos de trabajo?

El centro de investigación estadounidense Mckinsey Global Institute elaboró un informe en el que concluyó que en los próximos años habrá una gran migración en los puestos laborales de baja remuneración. 

Por Leandro Rampoldi

 

La rápida propagación del virus del COVID-19 alrededor del mundo se llevó por delante millones de puestos laborales y obligo a la mayoría de las potencias a reacomodar sus planes económicos  en el corto y largo plazo. 

 

En Estados Unidos, por ejemplo, la desocupación en enero fue de 6,3%, número que se ubicó muy por debajo de las expectativas de recuperación que tenían desde la Casa Blanca. Si bien hubo una mejora de 0,4% respecto de diciembre (6,7%), la revisión de los datos del Departamento de Trabajo sobre el último mes del año determinó para la economía del país norteamericano 227 mil empleos perdidos en lugar de los 140 mil anunciados anteriormente. 

 

El centro de investigación estadounidense Mckinsey Global Institute elaboró un informe en el que concluyó que en los próximos años habrá una gran migración en los puestos laborales de baja remuneración. 

 

Según la organización, es posible que uno de cada diez trabajadores estadounidenses, aproximadamente 17 millones, se vea obligado a abandonar su trabajo y a asumir nuevas ocupaciones para 2030, dado que el impacto de la pandemia destruirán grandes cantidades de puestos de baja remuneración.

 

"La pandemia aceleró las tendencias existentes en el trabajo remoto, el comercio electrónico y la automatización, con hasta un 25 por ciento más de trabajadores de lo que se había estimado anteriormente y potencialmente necesitando cambiar de ocupación", detalló el documentó de la entidad de investigación. 

 

Dada la concentración esperada del crecimiento del empleo en ocupaciones con salarios altos y la disminución en las ocupaciones con salarios bajos, la escala y la naturaleza de las transiciones de la fuerza laboral requeridas en los próximos años serán un desafío, según la publicación.

 

"Antes de la pandemia, estimamos que solo el 6 por ciento de los trabajadores necesitarían encontrar trabajos en ocupaciones con salarios más altos", explicaron desde el centro de investigaciones sobre los datos anteriores a la crisis sanitaria.

 

Y agregaron en relación a los datos del contexto actual: "Encontramos no sólo que una mayor proporción de trabajadores probablemente necesitará hacer la transición fuera de los dos tramos salariales inferiores, sino también que aproximadamente la mitad de ellos en general necesitarán habilidades nuevas y más avanzadas para pasar a ocupaciones uno o incluso dos tramos salariales más altos". 

 

La situación en Argentina 

"La pandemia afectó el empleo por dos factores. El primero fue la recesión en la economía y la caída de demanda, que hizo que muchos sectores se vieran afectados. Al haber menos actividad económica, menos posibilidades de las empresas y, obviamente, desempleo por un bajo nivel de facturación o de negocio", aseguró el especialista en mercado laboral y autor del libro "mi trabajo ahora", Matías Ghidini, sobre una de las causas a nivel global y general en la caída de los puestos de trabajo. 

 

Y añadió como segundo factor: "Por otro lado, hubo un cambio de los hábitos sociales y demográficos de las personas, es decir un impacto más profundo que tiene que ver con la reconfiguración en los modelos de negocio de algunos sectores industriales". 

 

Sin embargo, el especialista explicó sobre las condiciones en el país: "El el mercado laboral argentino  es muy particular, heterogéneo y diverso. Pesa mucho lo informal y la diferencia en los sectores. Creo que el impacto de estos fenómenos va a ser menor, no así el económico. Pero los cambios estructurales van a ser más moderados".

 

En enero pasado, el INDEC confirmó la pérdida de casi dos millones de empleos. La entidad de estadística informó para el último trimestre de 2020 una caída del 9,2 % en comparación con el mismo período del año anterior, para alcanzar los 18,8 millones de empleos. Según indicaron, la baja se debió a crisis generada por la pandemia de COVID-19.