Mercado|25 de enero de 2021

La mentira del plazo fijo

Por Mariano Ricciardi | Director BDI Consultora

En Argentina solo el 2% de las personas que ahorran e invierten lo hacen a través del Mercado de Capitales. El resto, destina sus ahorros a comprar y atesorar dólares o hacer plazos fijos. Esto se debe a la nula educación financiera que existe en Argentina.

 

Repasemos un poco las alternativas que utiliza la mayoría de las personas:

 

  • Compra de dólar para atesoramiento.

Recordemos que comprar dólares no es una inversión, y que también existe inflación en dólares. Luego de la emisión descomunal de dólares destinados a los paquetes de estimulo a la economía de EEUU, se estima para este año un piso de 3% de inflación en dólares.  A esta inflación en dólares hay que sumarle la tasa de impuesto de Bienes Personales (entre 1% y 2% dependiendo de donde estén). Con lo cual, si solo compramos dólares y atesoramos, perdemos un 4% anual (si lo tenemos en el país) y un 5% anual de perdida (si lo tenemos en el exterior). Esta situación obliga a los inversores a asumir mas riesgo para no tener tasas reales negativas en dólares. La inversión mas segura del mundo (Letras del Tesoro de EEUU) están rindiendo menos del 1% anual. Con lo cual seguimos descapitalizándonos. Asumiendo mas riesgo tenemos Bonos Corporativos de EEUU de alta calidad crediticia, donde podremos obtener un 2-3% anual en dólares. También seguimos perdiendo plata en dólares. Podemos asumir un poco mas de riesgo e invertir en bonos corporativos y deuda soberana de Chile, Brasil, Uruguay (asumiendo riesgo de invertir en Latinoamérica) y así obtener un 4%-5% anual en dólares. De esta manera estaríamos casi empatados en términos reales, es decir, nuestros dólares siguen teniendo el mismo poder adquisitivo luego de obtener la renta y pagar impuestos.

 


Hoy una de esas alternativas para ganar en términos reales, y asumiendo el riesgo argentino, es invertir en Obligaciones Negociables (ON) en dólares, de empresas de alta calidad crediticia. Estas ON tienen rendimientos anuales entre el 6%-12%. Es una inversión de renta fija (sabemos de antemano cuando y cuanto vamos a ganar) pero teniendo en cuenta el alto riesgo argentino. Otra alternativa, también de alto riesgo, es invertir en renta variable (acciones) o algún ETF que replique el SP500 o Nasdaq.

 


Como podemos ver, el que compra dólares para atesoramiento esta perdiendo anualmente entre un 4%-5% de su capital. En este escenario donde los Bancos Centrales de todo el mundo bajan las tasas al 0% para reactivar sus economías, la única alternativa para obtener tasas reales positivas en dólares es asumiendo mas riesgo.

 

 

  • Invertir en Plazos Fijos.

Antes de hablar de rendimientos y tasas, es importante analizar la situación actual y futura en cuanto a inflación y expectativas. En el siguiente grafico se puede ver los países de Latinoamérica con mayor inflación durante el año pasado.

 

 

                                                                                                                                                                                                          Fuente: FMI, Banco Mundial.
 
Ahora comparemos la tasa de inflación con la tasa Badlar (tasa de interés para plazos fijos mayores a 1 millón de pesos).
La tasa Badlar promedio de los últimos 12 meses fue del 30,4%, con piso del 18% en abril 2020, muy por debajo de la inflación. Sumado a que el IPC no siempre refleja la inflación actual, ya que existe un retraso estadístico en su calculo, el rendimiento del plazo fijo es mucho menor. La semana pasada se publico el IPC de Diciembre 2020, arrojando una inflación mensual del 4%, pero si medimos la inflación core (sin tener en cuenta las tarifas congeladas), estamos casi en un 5% mensual de inflación. Las estimaciones privadas para la inflación anual del 2021 tienen un piso del 50%, esto nos da una tasa real negativa del 15% anual para las personas que hacen plazos fijos. En otras palabras, el costo de no tener educación financiera es descapitalizarse un 15% anual en términos reales.

 

¿Qué hacer para no perder en esta doble carrera entre devaluación e inflación? 

Existen múltiples instrumentos de inversión en el Mercado de Capitales que nos permiten obtener una renta superior a la inflación. Hoy la inversión de moda son los Bonos que ajustan por CER + un porcentaje que puede ir desde el 1 al 8%. Es decir, que si compro esos bonos me aseguro de que le gano a la inflación, mas un plus % que va a depender de la duration (riesgo) del bono. También existen bonos a tasa fija o que ajustan por badlar, que se encuentran bajo la par. Estos activos presentan rendimientos (TIR) por encima del 60% en algunos casos, con lo cual nos aseguran que le vamos a ganar a la inflación esperada. Es posible armarse una cartera diversificada con este tipo de instrumentos, donde podamos ganarle a la inflación, minimizando el riesgo, e incluso generar una renta fija mensual con intereses superiores al plazo fijo, y obteniendo una ganancia de capital en términos reales.
Es importante entender que cuando compramos y atesoramos dólares, o hacemos plazos fijos, estamos perdiendo plata sistemáticamente todos los meses.

 

Para finalizar, la mejor inversión que podemos hacer es en nuestra propia educación financiera. A todos nuestros clientes les bridamos sin costo cursos y seminarios sobre educación financiera y alternativas de inversión. Creemos que una sociedad con mejor educación financiera toma mejores decisiones, que terminan en mejores resultados.