Mercado|23 de febrero de 2021

Martes en baja para Wall Street

Los principales índices de la Bolsa de Nueva York registran pérdidas por segundo día consecutivo. El selectivo Nasdaq Composite lidera el impulso a la baja, hundiéndose un 1,40% en la mitad de la sesión.

Por Ezequiel Riva Roure

 

La baja en los mercados está siendo provocada en gran parte por un mal desempeño de las empresas del sector tecnológico, entre ellas, Tesla (NASDAQ:TSLA) que cae un 3,84% y Apple (NASDAQ:APPL) depreciándose un 1,82%.

 

Por su parte, el Standard & Poor 500 pierde un 0,47% y se ubica en el nivel de los 3857 enteros, mientras que el Dow Jones Industrial Average baja un leve 0,26% y se comercializa en las 31.437 unidades.

 

En el acumulado de la semana, el S&P500 (SPX) registra una depreciación del 1,25%, el Dow Jones (DJI) una pequeña baja del 0,22%, mientras que el Nasdaq (NDX) se desploma un contundente 4,05%, evidenciando cierta debilidad por parte de las compañías tecnológicas, que han sido las que mejor rendimiento han tenido durante el 2020.

 

A pesar de las últimas jornadas correctivas en los mercados, en lo que va del año, los tres índices registran un desempeño positivo. El SPX se revalorizó un 2,60%, el DJI un 2,59% y el NDX apenas un 1,04%.

 

“La recuperación económica de Estados Unidos está lejos de ser completa”

El titular de la Reserva Federal, Jerome Powell,  participó este martes de una audiencia ante la Comisión de Banca del Senado norteamericano y manifestó que el país seguirá necesitando de la ayuda de la Fed por un tiempo.

 

“La recuperación económica de Estados Unidos es desigual y está lejos de completarse,  pasará algún tiempo antes de que se considere cambiar la política monetaria que se adoptó para ayudar al país a volver al pleno empleo”, expresó Powell.

 

Desde marzo de 2020, cuando comenzó la pandemia de coronavirus, la entidad que regula el sistema monetario estadounidense decidió ubicar los tipos de interés entre el 0% y el 0,25% y aumentar su balance hasta un total de 7,5 billones de dólares. Este tipo de políticas expansivas le han servido a la economía norteamericana para mitigar los efectos de la recesión y lograr recuperarse lo antes posible. Sin embargo, Powell considera que todavía es pronto para que la actividad económica vuelva a los niveles pre pandémicos.

 

"La economía está muy lejos de nuestros objetivos de empleo e inflación y es probable que se necesite algún tiempo para lograr nuevos avances sustanciales", mencionó el titular de la Fed.

 

Para Powell, el avance en la vacunación contra el COVID-19 tendrá un rol fundamental para lograr una recuperación completa de la economía.

 

“Las vacunas ofrecen la esperanza de un regreso a condiciones más normales a finales de este año. La trayectoria de la economía sigue dependiendo significativamente del curso del virus y las medidas tomadas para controlar su propagación", explicó el presidente del Banco Central de Estados Unidos.

 

Por otra parte, el titular de la entidad se refirió a la preocupación existente de algunos analistas sobre la potencial inflación que pueda causar la política flexible adoptada por la Reserva Federal. Ante estas inquietudes, Powell afirmó que la presión inflacionaria todavía está lejos de representar un problema para los Estados Unidos.

 

“Tras los grandes descensos iniciales, los precios al consumo repuntaron parcialmente durante el resto del año pasado. Sin embargo, para algunos de los sectores que se han visto más afectados por la pandemia, los precios siguen siendo especialmente suaves. En base a los últimos 12 meses, la inflación sigue estando por debajo de nuestro objetivo a largo plazo del 2%”, concluyó.