Mercado|23 de febrero de 2021

Qué hacer con los Cedears si el dólar baja

Los Cedears les permiten a los inversores argentinos protegerse de una eventual suba del dólar y, a su vez, obtener un ingreso en moneda dura. Sin embargo, en el escenario opuesto, no todos saben cómo reaccionar.

Por Gonzalo Andrés Castillo

 

Por la naturaleza propia de los Cedears (Certificados de Depósito Argentinos), el inversor que posea en cartera estos instrumentos no se verá perjudicado por una suba del dólar. Sin embargo, al bajar el tipo de cambio, muchos entran en pánico y salen a vender rápidamente porque ven su cuenta comitente en rojo. Esta actitud, que podría parecer sensata, es un error conceptual que hay que modificar.

 

Cómo funcionan los Cedears

Los Certificados de Depósito Argentinos son instrumentos que equivalen a comprar la acción subyacente, pero que se pueden adquirir en pesos y siguen la evolución del dólar Contado Con Liquidación (CCL). El tipo de cambio implícito en estos activos surge de tomar el precio en pesos del Cedear, multiplicarlo por el ratio, es decir, por la cantidad de Cedears que equivalen a obtener una sola acción, y, posteriormente, dividir el resultado por el precio en dólares de la acción original que cotiza en un mercado exterior.

 

Por ejemplo, teniendo en cuenta los precios de cierre de ayer, el tipo de cambio implícito de The Coca-Cola Company (KO) era de $142,70 por dólar, ya que el Cedear cerró a $1445, el ratio es 5 y el precio de la acción original es de USD 50,63. De esta forma, (1445 x 5) / 50,63 = 142,70. Por una simple cuestión de arbitraje, todos los tipos de cambio CCL implícitos aumentarán o disminuirán casi al mismo tiempo.

 

Lo que hay que tener en cuenta es que, si el dólar sube, significa que el Cedear en pesos, es decir, el numerador de la fórmula, aumenta. Sin embargo, el denominador, es decir, el precio en dólares de la acción original se mantiene, por lo que mi inversión medida en la divisa estadounidense no se modificó (suponiendo un caso de estabilidad en el precio del subyacente).

 

Qué hacer con los Cedears cuando el dólar baja

Como se pudo observar en la explicación anterior, el saldo negativo que la plataforma de nuestro broker nos muestra como resultado de una baja en el dólar CCL solo afecta a nuestros retornos en pesos, pero no en dólares, que es lo que realmente importa. Por otro lado, si el dólar decrece, significa que nuestros ingresos o el resto de nuestras inversiones que no están atadas al tipo de cambio valen más contabilizadas en dólares.

 

Entonces, ¿Qué hacer con los Cedears cuando el dólar baja? Simple, si el activo subyacente, o sea, la acción original medida en dólares que cotiza en el exterior, todavía se encuentra en una tendencia que favorezca a nuestra estrategia de inversión, la decisión más sensata sería aprovechar la baja del precio en pesos para adquirir más Cedears.

 

A su vez, también es importante conocer nuestro perfil de inversor ya que tenemos que tener definido cuál es nuestra tolerancia al riesgo y si soportamos las caídas en el precio de los activos de renta variable. Si, por ejemplo, un retorno negativo del 5% no nos deja dormir, entonces los Cedears no son para nosotros.

 

Los Cedears y la inflación en Estados Unidos

Como consecuencia de la crisis económica ocasionada por la pandemia de coronavirus, a nivel internacional, y en especial en Estados Unidos, se observa una tendencia creciente de la inflación debido a la aceleración de la emisión monetaria. En el país a cargo de Joe Biden, la emisión no parecería un problema ya que el dólar es demandado a nivel mundial, sin embargo, el exceso de dólares en los bolsillos de los ciudadanos genera una inflación que, según los analistas, podría ser superior al 2%, 3% en un escenario sumamente desfavorable.

 

Para los tenedores de Cedears, esto puede ser una "buena noticia", ya que, al haber inflación, los inversores internacionales evitan la renta fija que, actualmente, devuelve retornos por debajo de la suba generalizada de precios, para pasarse a la renta variable, a las acciones. Así, un escenario de inflación, sumado a la devaluación del dólar frente a otros activos y divisas y la excesiva emisión monetaria podrían ser factores que beneficien al tenedor de acciones.

 

Al mismo tiempo, empresas de consumo como, por ejemplo, Walmart, McDonald's o The Coca-Cola Company podrían verse favorecidas ya que sus ingresos en dólares se verían incrementados, a pesar de que no se trate de una suba genuina.